Mirar senos alarga la vida del hombre

Un estudio realizado en varios hospitales de Alemania y publicado en el New England Journal of Medicine aseguró que mirar por 10 minutos al día los “encantos femeninos” equivale a 30 minutos de ejercicios aeróbicos lo que disminuye los riesgos de apoplejías y ataques cardiacos.

Un estudio realizado en Alemania aseguró que la fijación de los hombres por los pechos de las mujeres podría significar una suma de años en sus vidas.

“Sólo mirar 10 minutos los encantos de una mujer bien dotada es casi equivalente a un trabajo de 30 minutos con ejercicios aeróbicos”, declaró la doctora Karen Weatherby, encargada del estudio publicado en el New England Journal of Medicine.

La investigadora junto a sus colegas de tres hospitales de Frankfurt, Alemania, llegaron a la sorprendente conclusión después de comparar la salud de 200 pacientes ambulatorios masculinos (la mitad, instruidos para mirar a las mujeres y la otra mitad que se abstuvieron de hacerlo).

El estudio reveló que los varones que admiran los senos de las mujeres tenían la presión arterial, frecuencia del pulso en reposo más lento y presentaban menos casos de enfermedad arterial coronaria.

“La excitación sexual hace el bombeo del corazón y mejora la circulación sanguínea”, explicó la doctora Weatherby, quien agrego que “no hay dudas de que mirar los senos hace a los hombres más saludables”.

En conclusión el estudio determina que poner los ojos en los atributos femeninos algunos minutos al día disminuye el riesgo de apoplejía y ataque cardiaco a la mitad y se cree que al hacerlo siempre, el hombre promedio puede extender su vida de cuatro a cinco años.

Fuente: La Verdad

Un hombre pidió ser enterrado con el móvil y que le llamen para ver si está muerto

Un británico de 72 años, fallecido en un incendio, fue enterrado junto a su móvil en cumplimiento de su último deseo, que era que le llamasen sus amigos una vez que estuviese dentro del féretro.

George Ball dejó dicho antes de morir que su servicio fúnebre sólo podría celebrarse si no respondía a la llamada, pues sólo así se demostraría que no estaba gastándoles una broma.

Cientos de personas asistieron al funeral del hombre, solador de profesión, en la localidad inglesa de Bradwell, condado de Staffordshire, según informa hoy el diario The Daily Telegraph.

Helen Kara, que dirigió la ceremonia, que tuvo carácter humanista y no religioso, explicó a los congregados que uno de los amigos del difunto le había preguntado una vez qué debían hacer con él cuando muriese.

A lo cual George respondió: “Podéis poner mi teléfono móvil en el féretro y llamar a ese número y entonces yo me levantaré y diré ‘hola’ y todo habrá sido una broma”.

Un miembro de la congregación llamó entonces al número del difunto, que sonó dentro del féretro, pero sin obtener respuesta, por lo que se decidió continuar con la ceremonia.

Fuente: Libertad Digital

Una empresa obliga a sus empleadas a llevar una pulsera roja cuando tienen la regla

Una compañía noruega les obliga a llevar una pulsera roja cuando tienen la menstruación para controlar y justificar las veces que van al servicio. No es el único caso, el 66% de los empresarios utiliza una tarjeta electrónica para vigilar el tiempo que sus empleados pasan en el baño. Un sindicato del país lo ha denunciado ante el defensor del pueblo.

Una empresa noruega ha llevado al límite el control sobre sus empleadas, a las que obliga a llevar una pulsera roja cuando tienen la menstruación para controlar y justificar las veces que van al servicio y medir así la productividad de las mismas, según publica el Daily Mail.

Sin embargo, parece que el control sobre las visitas que realizan los trabajadores noruegos al aseo no es exclusivo de esta compañía. Un sindicato de ese país ha denunciado que el 66% de los empresarios utiliza una tarjeta electrónica para vigilar el tiempo que sus empleados pasan en el baño.

Este informe, presentado ante el defensor del pueblo noruego, Bjorn Erik Thon, incluye otras sorprendentes medidas adoptadas por varias empresas del país nórdico, como la de colocar cámaras en la entrada de los servicios u obligar a los empleados a firmar un libro de registro cada vez que dejan su puesto de trabajo para aliviar sus necesidades fisiológicas.

Thon asegura que estos “casos extremos” de vigilancia “violan la privacidad y resultan insultantes para los afectados”. “Hemos recibido varias quejas sobre excesiva supervisión en el lugar de trabajo, así que vamos a estudiar las normas sobre el empleo y la privacidad el próximo año”, concluye.

Fuente: 20 minutos

Asesina a su pareja por coger el móvil mientras practicaban sexo

Asesina a su pareja por coger el móvil mientras practicaban sexo

El teléfono móvil se ha convertido en protagonista de un fatídico suceso que ha tenido lugar en Milwaukee, EE.UU. Un hombre visitó a un amigo para confesarle que había asesinado a su pareja por contestar el teléfono mientras mantenían relaciones sexuales.

Garron Lewis, de 46 años, mantenía relaciones sexuales con su novia, Sharron Dorsey, cuando su móvil comenzó a sonar y ella contestó. Lewis, presa de un ataque de histeria, empezó a asfixiarla con el cinturón hasta causarle la muerte. La hija de Sharron fue la que encontró el cuerpo sin vida que estaba todavía en la cama.

Según el diario de Milwaukee Journal Sentinel On Line, Garron había declarado a un amigo, entre sollozos, que había sido él mismo el que había asesinado a su pareja.

Después, los servicios médicos certificaron el fallecimiento de la mujer y corroboraron que la muerte se debía al estrangulamiento de Lewis. El mismo ha confesado a la policía, después de que su amigo acudiera a comisaría para incriminarle.

Fuente: La Razón