Londres 2012 intenta contactar con Keith Moon, batería de The Who, fallecido hace 34 años

No es un capítulo de ‘Historias de la cripta‘ sino una simpática metedura de pata fruto de un mal trabajo de documentación por parte de la organización de los Juegos Olímpicos de Londres 2012. Alguien debió pensar que contar con el batería de la legendaria banda británica The Who sería un broche de oro para la ceremonia de clausura del evento. Lamentablemente esto no será posible porque Keith Moon lleva más de tres décadas muerto.

Bill Curbishley, el manager de la banda, fue el encargado de contestar, con evidente sorna, a la desfortunada oferta de contratación. “Keith reside ahora en el crematorio de Golders Green. (…) Si tienen una mesa redonda, unos vasos y unas velas, podríamos ponernos en contacto con él”, respondió, según ha contado al diario ‘The Times’.

Keith Moon falleció a los 32 años el el 7 de septiembre de 1978, como consecuencia de una sobredosis accidental de fármacos. En la actualidad se le considera uno de los mejores baterías de la historia y uno de los responsables de popularizar este instrumento en la década de los 70. Su nombre fue recogido de forma póstuma en el Salón de la Fama del Rock como miembro de The Who.

Fuente: http://www.laverdad.es

Anuncios

Semana Santa insólita – El entierro de Genarín en León

Cada Jueves Santo por la noche tiene lugar en León una procesión alucinante que no tiene nada que ver con la imagen de sobriedad que tenemos de la Semana Santa castellana: el entierro de Genarín. Para unos, puro surrealismo delirante. Para otros, una herejía de mucho cuidado y una burla de lo más sagrado. Los hay que piensan que es una expresión de libertad, otros lo ven como una tradición con mayúsculas y muchos como una grandísima concentración de borrachos. ¿Qué es realmente? Pues un poco todo eso y seguramente mucho más, pero antes de nada veamos un resumen de lo que esa noche se vive en León para empezar a formarnos una opinión. Si después de verlo consideráis que lo que hay aquí puede herir vuestra sensibilidad… podéis seguir leyendo, pero luego no digáis que no estabais advertidos.

Lo primero de todo: ¿quién era Genarín? Pues un leonés feo, pequeñete, pícaro, borracho, jugador y putero, hablando mal y pronto. Conocido por toda la ciudad, pasaba el día yendo de taberna en taberna jugando al mus, bebiendo vino y comiendo, cuando venían bien dadas, un trozo de pan, queso y una naranja. Eso de día, pero de noche… en cuanto el sol caía los pies le llevaban hacia el barrio de San Lorenzo, lo peor (o lo mejor, según quién lo cuente) de León, donde estaban la taberna del Tuerto, el figón de la tía Casilda, la tasca de la Maldades, la cantina del Carabina, el burdel de Doña Francisquita y el de la Bailabotes… que Genarín recorría con la misma devoción que si fueran las estaciones del Vía Crucis, o más.

Genarín en su paso, seguido de sus devotos y de la Muerte

¿Y qué tiene que ver alguien así con la Semana Santa? Pues para su desgracia, mucho, pues murió la noche del Jueves Santo de 1929 atropellado por el primer camión de la basura que hubo en la ciudad (conocido como “la Bonifacia“), mientras hacía sus necesidades junto a la muralla. Antes de eso la última tasca que visitó fue la del Esteban, en cuyo lugar hay hoy un solar en el que dicen que han visto el espectro de un hombrecillo con una botella de orujo en la mano. El caso es que de allí fue andando (de lado a lado de la calle, imaginamos) hasta el lugar de su “martirio”.

Cubos de la muralla de León

Allí quedó muerto, al pie de la tercera torre de la muralla, y poco después se lo encontró la Moncha, una de las pupilas de Doña Francisquita (dueña del burdel más famoso de la ciudad, de calidad más que probada) a la que un ricachón puso casa de querida en la carretera de los Cubos (llamada así por los cubos o torres de la muralla junto a la que cayó nuestro héroe). Vaya usted a saber por qué, aquella mujer llevaba en la mano un periódico con el que piadosamente tapó su cara. Cuál no sería su sorpresa al ver que el rostro de Genarín había quedado impreso en él. Os va sonando todo, ¿no?

Paso de La Moncha

Cuentan sus devotos que el primer milagro de Genarín fue, precisamente, la conversión de la Moncha, que a raíz de aquel susto debió ponerse a reflexionar (“polvo somos“, “que me pille confesada” y todo eso) y dejó la profesión que tan popular la había hecho, volviéndose para su Lugo natal. Luego vendrían al menos otros tres, tan discutibles e inverosímiles como ciertos, según dicen sus devotos.

Esquela de Genarín en la que se nos cuentan algunos datos curiosos, como que era viudo, tenía cuatro hijos y una de sus hermanas era monja

Lo normal hubiera sido que el recuerdo de Genarín se perdiera rápidamente, pero… ahí está la labor de los cuatro evangelistas: Nicolás Pérez “Porreto” (árbitro de fútbol), Eulogio “el gafas” (taxista de profesión, coplero de devoción), Luis Rico (hombre de buena familia que dilapidó su fortuna en juergas con los amigotes) y Francisco Pérez Herrero (poeta), que ya al año siguiente decidieron rendirle homenaje reuniéndose en la Plaza del Grano y recorriendo las tascas y burdeles que Genarín acostumbraba a visitar. A partir de ahí nacería el mito, que se fue enriqueciendo con historias y más historias que los devotos del culto genariano cuentan y analizan detenidamente entre copa y copa de orujo.

Cabezudos que representan a los cuatro evangelistas en la procesión

Aquel sentido homenaje de cuatro amigos rápidamente se convirtió en una gran manifestación popular, que dio lugar incluso a la “Cofradía de Nuestro Padre Genarín“, que todavía existe (para formar parte de ella sólo tienes que entrar aquí, y para oír hablar a su hermano mayor aquí).

Inexplicablemente (dada la escasa permisividad de nuestra dictadura) hasta 1957 no tuvieron problemas con la celebración, pero aquel año se prohibió y no se recuperaría hasta la llegada de la democracia. Para entonces sólo quedaba vivo uno de los evangelistas, pero consiguió darle al entierro el suficiente impulso como para que llegara hasta hoy en un excelente estado de salud, convertido en una fiesta multitudinaria en la que “casualmente” todo parece una parodia de la Semana Santa de toda la vida. Para empezar, el ritual empieza con la “Santa cena” de los miembros de la cofradía en la que se recibe a los nuevos cofrades con abundante orujo y con las sagradas palabras que se repetirán durante toda la noche:

…Y siguiendo sus costumbres que nunca fueron un lujo, bebamos en su memoria una copina de orujo.

Ya pasada la medianoche los cofrades se dirigen hasta la Plaza del Grano, y en medio de una multitud de unas 15.000 personas comienza la procesión, con los pasos correspondientes: la Cuba (en el que van las ofrendas), la imagen de Genaro, la Muerte y la Moncha, además de los cuatro cabezudos que representan a los evangelistas. Antorchas, versos, abundantes brindis con orujo y un recorrido que termina en el mismo lugar en el que murió Genarín, donde el “Hermano Colgador” trepará la muralla en la que depositará las ofrendas: queso, pan, naranjas, una corona de laurel y, cómo no, una botella de orujo.

Panorámica de la procesión

Todo esto ha dado lugar a libros (el más famoso, el de Julio Llamazares titulado “El entierro de Genarín. Evangelio apócrifo del último heterodoxo español“, una película (“Bendito canalla“), versos e incontables páginas de periódico escritas a partes iguales por defensores y detractores de tan pintoresca tradición. Porque nos podrá gustar más o menos, pero lo que nadie puede discutir es que hoy es una auténtica tradición, con los 75 años de vida cumplidos, rituales que se repiten año a año, un auténtico éxito de participación… en fin, una muestra evidente de que en la Semana Santa española también cabe la heterodoxia.

En las próximas semanas seguiremos contando historias sobre la Semana Santa insólita, pero si queréis conocer muchas más no os podéis perder nuestras cenas de los martes, durante todo el mes de marzo y también el 3 de abril. ¿Queréis saber más? Pues entrad aquí, y para reservar llamadnos al 976207363 o entrad aquí. También nos iremos de excursión el Jueves Santo por la tarde y noche para Romper la Hora en Híjar. Si queréis saber más entrad aquí, y para reservar aquí. Y si queréis leer otros capítulos de nuestro blog sobre este tema…

Fuente: http://gozarte.wordpress.com/2012/02/29/semana-santa-insolita-el-entierro-de-genarin/

Las 30 muertes mas absurdas en toda la historia

1. Muerte por abrazar el reflejo de la luna

El poeta chino Li Po es considerado uno de los dos más grandes de la historia literaria china. Era muy conocido por su amor al licor y se sabe que escribió muchos de sus grandes poemas mientras estaba borracho. Y en ese estado se encontraba la noche en que cayó de su bote y se ahogó en el río Yangt-ze al intentar abrazar el reflejo de la luna en el agua.

2.Muerte por barba

El austríaco Hans Steininger supo ser famoso por tener la barba más larga del mundo (de casi un metro y medio) y por morir a causa de ella. Un día de 1567 hubo un incendio en su ciudad y en la huida Hans se olvidó de enrollar su barba, la pisó, perdió el equilibrio, tropezó y se rompió el cuello.

3. Muerte por aguantar las ganas de hacer pis

El noble y astrónomo danés Tycho Brahe era un personaje interesante. Tenía un enano como bufón al que sentaba bajo la mesa durante la cena. Incluso tenía un alce entrenado como mascota. Tycho también perdió la punta de su nariz en un duelo con otro noble danés y tuvo que usar una nariz falsa hecha de plata y oro, pero ésa es otra historia. Se dice que Tycho tuvo que aguantarse las ganas de ir al baño durante un banquete particularmente extenso en 1601 (levantarse en medio de una cena era considerado como algo realmente ofensivo), a tal punto que su vejiga, llevada al límite, desarrolló una infección por la que murió. Análisis posteriores sugirieron que Tycho murió en realidad por envenenamiento con mercurio, pero esa conclusión no es tan interesante como la historia original.

4. Muerte por batuta de orquesta

Mientras conducía el Tedéum para el rey francés Luis XIV en 1687, Jean-Baptiste Lully estaba tan concentrado en mantener el ritmo golpeando un madero contra el suelo (ése era el método habitual antes de que la batuta comenzara a usarse) que se machacó el dedo gordo del pie pero se negó a detenerse. La herida en ese dedo devino en gangrenosa, pero Lully se negó a que se lo amputaran. La gangrena se generalizó y el terco director finalmente murió. Irónicamente, el himno que estaba conduciendo era en celebración de la recuperación de Luis XIV de una enfermedad.

5. Muerte por postre

El rey Adolfo Federico de Suecia amaba comer y murió por ello. Conocido como “El rey que comió hasta morir”, falleció en 1771 a la edad de 61 años a causa de un problema digestivo luego de comer una cena gigantesca consistente de langosta, caviar, chucrut, sopa de repollo, ciervo ahumado, champaña y catorce platos de su postre preferido: semia, relleno de mazapán y leche.

6. Muerte por demostracion de jurado

Después de la guerra civil norteamericana, el controvertido político Clement Vallandigham, de Ohio, se transformó en un exitoso abogado que rara vez perdía un caso. En 1871 defendió a Thomas McGehan, acusado de disparar contra un tal Tom Myers durante una disputa en un bar. La defensa de Vallandigham se basaba en que Myers se había disparado a sí mismo al empuñar su pistola cuando estaba arrodillado. Para convencer al jurado, Vallandigham decidió demostrar su teoría. Desafortunadamente, utilizó por error una pistola cargada y terminó disparándose a sí mismo. Con su muerte, Vallandigham demostró la teoría del disparo accidental y consiguió exonerar a su cliente.

7. Muerte por morderse la lengua

Allan Pinkerton, famoso por crear la agencia de detectives que llevaba su nombre, murió de una infección después de morderse la lengua cuando se resbaló en la calle.

8. Muerte por dedo gordo

El famoso destilador de whisky Jack Daniel decidió ir temprano a trabajar una mañana de 1911. Quiso abrir su caja fuerte pero no recordaba la combinación. Enfurecido, Daniel pateó la caja fuerte y se lastimó el dedo gordo, que terminó desarrollando una infección por la que murió.

9. Muerte por cascara de naranja

Bobby Leach no temía cortejar a la muerte: en 1911 fue la segunda persona en el mundo en sobrevivir a una caída en barril por las cataratas del Niágara. Realizó muchas proezas de ese tipo, por lo que su muerte es especialmente irónica. Caminando por una calle de Nueva Zelanda, Leach tropezó con un pedazo de cáscara de naranja. Se rompió la pierna tan mal que debió serle amputada. Murió debido a complicaciones de la cirugía.

10. Muerte por falla de sobretodo con paracaidas

En 1911, el sastre francés Franz Reichelt decidió probar su invención, una combinación de sobretodo y paracaídas, saltando de la Torre Eiffel. Les dijo a las autoridades que utilizaría un muñeco, pero a último minuto decidió probarlo él mismo. Su invento no funcionó.

11. muerte por 1) veneno, 2) herida de balas (cuatro), 3) golpe de palo y 4) ahogamiento

De acuerdo con la leyenda, el místico ruso Grigori Rasputin (1869-1916) fue primero envenenado con suficiente cianuro para matar diez hombres, pero eso no lo afectó. Entonces sus asesinos le dispararon por la espalda con un revólver. Rasputín revivió poco después. Le dispararon tres veces más, pero Rasputín seguía vivo. Así que entonces fue molido a palos, y por las dudas arrojado a las aguas heladas del río Neva.

12. Muerte por beisbol

Ray Chapman, jugador de los Cleveland Indians, fue asesinado por una pelota de béisbol. Por aquellos días, los pitcher solían ensuciar la pelota antes de lanzarla para que se hiciese más difícil de ver. El 6 de agosto de 1920 en un juego contra los New York Yankees, Carl Mays, pitcher de los Yankees, lanzó una pelota sucia contra Chapman, quien no la vio y recibió el golpe fatal en su cabeza.

13. Muerte por bufanda

La madre de la danza moderna, Isadora Duncan, murió a causa de una bufanda que le encantaba usar. Escribió el New York Times en su obituario del 15 de septiembre de 1927: “El automóvil estaba yendo a toda velocidad cuando la bufanda de seda se enganchó en la rueda y arrastró con terrible fuerza a la señorita Duncan, precipitándola con violencia contra la calle. Fue arrastrada durante varios metros hasta que el chofer se detuvo, a causa de los gritos que venían de la calle. Se reclamó ayuda médica, pero quedó probado que se estranguló y murió instantáneamente”.

14. Muerte por basura

Homer y Langley Collyer eran archivistas compulsivos. Los dos hermanos tenían miedo de deshacerse de cualquier cosa, y coleccionaron obsesivamente diarios y otras basuras en su casa. Incluso prepararon trampas en los corredores y puertas para protegerse de los intrusos. En 1947, una llamada anónima denunció que había una persona muerta en la casa de los hermanos, y después de encontrar muchas dificultades para entrar, la policía descubrió muerto a Homer Collyer; a su hermano Langley no se lo veía por ningún lado. Dos semanas más tarde, después de sacar cerca de 100 toneladas de basura del departamento, finalmente encontraron el cuerpo de Langley Collyer parcialmente descompuesto (y comido por las ratas), apenas unos metros más allá de donde habían encontrado a su hermano. Aparentemente, Langley había estado gateando a través de túneles entre pilas de diarios para llevarle comida a su paralizado hermano cuando se disparó una de sus trampas. Días después, Homer murió de hambre.

15. Muerte en un talk show

Jerome Irving Rodale era un pionero de la comida sana, un temprano propulsor de la agricultura sostenible y de las granjas orgánicas. Después de asegurar que podría vivir hasta cumplir 100 años, a menos que fuese atropellado por un auto, Rodale murió a causa de un ataque al corazón mientras era entrevistado en el Dick Cavett Show en 1971. Parecía dormido, y Cavett bromeó: “¿Lo estamos aburriendo, Sr. Rodale?”, antes de descubrir que su invitado de 72 años había efectivamente muerto. El show nunca salió al aire.

16. Muerte por suicidio durante un noticiero en vivo

Christine Chubbuck fue la primera y única presentadora de noticiero en suicidarse durante un programa en vivo. El 15 de julio de 1974, a los ocho minutos de programa, la deprimida reportera dijo: “Para mantener la política del canal 40 de traerles lo último en materia de sangre y entrañas, y a todo color, aquí tienen otra primicia: un intento de suicidio”. Y a continuación, Chubbuck sacó un revólver y se disparó en la cabeza.

17. Muerte en el baño

Hay muchos ejemplos de muertes en el baño, pero la de Elvis Presley (1935-1977) es la más famosa. El rey del rock’n’roll fue encontrado tirado en el piso del baño de su mansión de Graceland después de haber vomitado cuando estaba sentado en el inodoro. Los médicos atribuyeron su muerte a un ataque al corazón causado por su sobrepeso y por su adicción a las pastillas.

18. Muerte por robot

Robert Williams fue el primer hombre asesinado por un robot. Sucedió el 25 de enero de 1979, en la planta de Ford de Flat Rock. Williams trepó dentro de un depósito de repuestos para devolver una pieza a su lugar, porque el robot que las manipulaba se había roto. Pero se reactivó súbitamente, y lo golpeó con su brazo metálico, matándolo instantáneamente.

19. Muerte por paraguas gigantescos
En 1991, los artistas Christo y Jean Claude construyeron una instalación artística ambiental de cientos de gigantescos paraguas azules y amarillos en California y Japón. Los paraguas gigantes, que medían cerca de 6 metros de alto y 9 de diámetro, se transformaron en una gran atracción turística. Menos de dos meses después de que la instalación se abriese al público, una mujer de 33 años llamada Lori Rae Keevil-Mathews viajó para ver los paraguas en California. Una desafortunada ráfaga de viento arrancó uno de los paraguas, que voló directamente hacia ella y la aplastó. Christo inmediatamente ordenó que sacasen todos los paraguas. Los paraguas, sin embargo, se cobraron otra vida, esta vez en Japón. El operador de grúas Masaki Nakamura se electrocutó cuando su máquina tocó un cable de alta tensión de 65 mil voltios mientras desmantelaban los paraguas tal como Christo lo había ordenado.

20. Muerte por decapitacion por aspas de helicoptero

El actor Vic Morrow murió en el set de la película de La Dimensión Desconocida cuando un helicóptero quedó fuera de control por unas explosiones de los efectos especiales, chocó, y lo decapitó con sus aspas. Dos niños actores también murieron en el evento, lo que propició una serie de masivas regulaciones dentro de las leyes de trabajos de niños en Estados Unidos y las regulaciones sobre seguridad en los estudios cinematográficos.

21. Muerte por cactus

En 1982, un joven de 27 años llamado David Grundman y su compañero de cuarto decidieron salir al desierto a cortar cactus a base de disparos. El primero fue un cactus pequeño, que cayó al primer disparo. Envalentonado por su éxito, la siguiente presa de Grundman fue un enorme cactus saguaro, de 7 metros de alto, probablemente de 100 años de edad. El disparo le sacó un gran pedazo, y el cactus cayó sobre él y lo mató.

22. Muerte por tapon de botella

El dramaturgo norteamericano Tennessee Williams murió en 1983 luego de ahogarse con el tapón de una botella. Había estado bebiendo.

23. Muerte por ahogamiento en una fiesta de guardavidas

En 1985, para celebrar su primer año sin tener que lamentar ningún ahogado, los guardavidas del departamento de recreación de Nueva Orléans decidieron hacer una fiesta. Cuando la fiesta terminó, un invitado de 31 años llamado Jerome Moody fue encontrado muerto en el fondo de la pileta del lugar.

24. Muerte sobre el escenario, contando un chiste

Dick Shawn (1924-1987) fue un comediante que tuvo un ataque al corazón y murió durante una broma que pareció extrañamente apropiada: se estaba burlando de los políticos que en su campaña decían cliches como “No me voy a dormir en mi cargo”. Shawn entonces se tiró al piso, boca abajo. En un comienzo, el público pensó que eso era parte del show, hasta que un rato después un empleado del teatro subió al escenario, constató su pulso y empezó a darle los primeros auxilios. Llegaron los paramédicos, y al público se le pidió que se fuese a casa: Dick Shawn estaba muerto.

25. Muerte por golpe de panza

El luchador profesional Mal “King Kong” Kirk murió por la enorme barriga de su colega Shirley “Big Daddy” Crabtree. En agosto de 1987, en los momentos finales de la pelea entre ambos, Crabtree desplegó su toma característica, la zambullida de panza. Kirk tuvo un ataque al corazón y murió sobre el ring. Crabtree fue exonerado cuando se descubrió que a Kirk le habían diagnosticado un problema cardíaco antes de la pelea. Sin embargo, Crabtree se culpó por la muerte de su adversario, y se retiró de la lucha profesional. Antes de la pelea, Kirk les dijo a sus amigos: “Si tengo que morir, quiero que sea sobre el ring”.

26. Muerte por imitacion

En 1991, una mujer tailandesa de 57 años llamada Yooket Paen estaba caminando por su granja cuando se resbaló en bosta de vaca, se agarró de un cable y se electrocutó hasta morir. Poco después de su funeral, su hermana Yooket les estaba mostrando a unos vecinos cómo había sido el accidente cuando ella también se resbaló, se agarró del mismo cable, y murió igual que su hermana.

27. Muerte por oveja

En 1999, una mujer inglesa de 67 años, Betty Stoobs, llevaba un paquete de heno en la parte de atrás de su motocicleta para alimentar sus ovejas. Aparentemente, las ovejas estaban muy hambrientas. Cuarenta de ellas cargaron hacia el heno y tiraron a Stoobs por un acantilado. La granjera sobrevivió a la caída, pero murió cuando la moto cayó encima de ella, empujada también por las ovejas.

28. Muerte por bomba en collar

En la tarde del 28 de agosto del 2003, el repartidor de pizza Brian Wells intentó robar un banco con una pistola. Cuando fue reducido por la policía, Wells reveló que había sido forzado a cometer el delito por unas personas a las que les había acabado de entregar una pizza: le habían puesto un collar con un explosivo ubicado en la nuca. De hecho, la bomba explotó antes de que el escuadrón antibomba pudiese desactivarla. Hasta el día de hoy, no queda claro si Wells fue una víctima, parte de una banda o un ladrón solitario.

29. Muerte por manta raya

En el 2006, el experto en vida salvaje australiano Steve Irwin murió cuando la cola de una manta raya le atravesó el corazón mientras filmaba un documental.

30. Muerte por biblioteca

Mariesa Weber fue denunciada como desaparecida por su familia durante casi dos semanas antes de que la encontrasen en su cuarto, debajo de una biblioteca. “Estuve durmiendo en su casa durante 11 días, buscándola”, le dijo su madre Connie Weber al St. Petersburg Times. “Y todo este tiempo ella estuvo en su cuarto.”

Algunos ven a Jesús crucificado en una vid invasora en EEUU

Algunos residentes de esta ciudad de Carolina del Norte dicen que una parte de una vid invasora de origen chino que creció en un poste de electricidad muestra la imagen de Jesucristo en la cruz.

El diario The Free Press of Kinston informó que desde la semana pasada la gente comenzó a notar el crecimiento curioso de la planta, conocida en varios países como kudzu.

Kent Hardison, quien atiende un puesto de perritos calientes en las cercanías, dijo que él estaba a punto de rociarle herbicida a la vid cuando notó la semejanza.

Hardison y sus clientes creen que la planta puede ser vista como un recordatorio simbólico de que Dios está al tanto de las personas.

Sin embargo, la planta también puede causar algunos problemas. Un profesor de Biología de la Universidad de Maryland dijo que el crecimiento del kudzu le cuesta a las empresas de electricidad alrededor de 1,5 millones de dólares anuales para reparar líneas dañadas.

La virgen en un preservativo

La virgen María en un preservativo ¿epifanía o simple blasfemia? Según la gente de Friendly Atheist, esta aparición es un poco irónica (por lo de la concepción imaculada). Aunque esta nota es un poco vieja, nuestra intención no es el sacrilegio, ya que si alguna divinidad es entrañable es la de la diosa madre en todas sus manifestaciones. Pero es interesante preguntarse si la persona que sostiene este condón le dio intencionalmente forma al halo seminal al interior del latex o simplemente notó en su examinación postcoital la forma deífica que apareció. ¿Se lo presumió a su novia en alabanza del espíritu santo?

Por otra parte los lectores de esta nota comentan que la foto parece haber sido tomada en un salón de clases, o que parece ser “la segunda venida del Señor” y comprueba la máxima de Mounty Python de que todo esperma es sagrado.

Este tipo de fenómeno es conocido como pareidolia, donde la mente tras un vago estímulo completa una imagen que no nescesariamente está ahí, a través de una especie de gestalt de sus preconceptos. Entre esta hierofanías pop tenemos el rostro de Jesús en un sartén, en un mapa de Google, en una resonancia magnética de una mujer con cáncer, el rostro de un extraterrestre gris en una piedra en Stonehenge o unos falos de sol en el Vaticano.

Fuente: http://pijamasurf.com/2010/12/aparece-imagen-de-la-virgen-maria-en-un-condon/

Top 10: visiones por la gracia de Dios.

10- ¿Juan Pablo II arde?
La pareidolia es un fenómeno psicológico por el que un estímulo vago y aleatorio (habitualmente una imagen) es percibido erróneamente como una forma reconocible. Este fenómeno abarca desde el acto de ver caritas en las nubes hasta las manifestaciones paranormales o místicas sobre objetos y alimentos.

Una de los últimos casos se ha producido en Beskid Zywiecki, un pueblo polaco cercano a la ciudad natal de Juan Pablo II, el pasado 2 de abril mientras se celebraba una vigilia en recuerdo de los dos años de su muerte. Lo más llamativo es que la foto se realizó justo a las 21:37, la misma hora de su fallecimiento. Es el número 10 de esta loca selección de visiones místicas.

9- La Santísima Trinidad en una tostada
Un clásico. Diez años llevaba Diane Duyser guardando entre algodones la tostada donde se le apareció la madre, el hijo y hasta el espíritu santo, cuando la fiebre de Internet le ofreció una salida a tan magna reliquia: la tostada fue subastada y comprada por nada menos que 28.000 $. Algo ayudó que la buena de Diane dijera que la tosta le daba suerte cada vez que iba al casino, como la pata de un conejo.

8- La Virgen María en un subterraneo de Chicago
Riadas de fieles (y no tan fieles) congregó esta mancha de humedad situada en un paso subterráneo de una autopista de Chicago. “Hay algo en este lugar que desprende energía” clamaban los más crédulos, ignorantes que la mancha provenía de una fuga de un colector de aguas residuales. Muchos otros vieron en la mancha cierto aspecto de inquietante vagina.

7- La Virgen en un chuletón de buey
Unas simpáticas amas de casa encontraron la cara de la madre de Dios en un chuletón en su supermercado de confianza. Por supuesto, lo primero que dijeron cuando vieron el cuarto y mitad de magro fue eso de ¡Oh my god!. Y no precisamente por el precio del kilo.

6- Jesuscristo en un trozo de pescaito frito.
Fred Whan, un señor de Ontario, Canada, quiso ver la cara de Jesucristo en un filete de panga rebozado que le sirvieron en el menú de una cafetería. Desde que lo cocinaron en 2003 (no con mucho cuidado, todo hay que decirlo) ha guardado la ración en el frigorífico a la espera de un milagro como el de Diane Duyser, la dama de la tostada.

5- El Cristo de la ostra.
Matteo Brandi, regente de un bar de mariscos en Italia, encontró en 2005 la cara de Jesucristo en una ostra mientras preparaba una ración para unos comensales. Ni corto ni perezoso se fabricó un collar con la efigie, sabedor, como hostelero que es, que no es muy recomendable llevar moluscos en el cuello por aquello de los olores.

4- Alá en un ternero lechal.
Las apariciones no son sólo reducto de la cristiandad. Pero como no está muy bien visto la inmortalización de la cara de Alá (y menos en caricatura) estos palestinos lo que vieron fue la palabra escrita. El animal nació el mismo día en que Sheikh Ahmed Yassin, líder espiritual de Hamás, fue asesinado en un ataque selectivo de los hebreos.

3- La virgen en un edificio de oficinas.
Una de las apariciones más pop. Los dueños de este edificio de oficinas de Clearwater, en Florida, pensaron en forrar las ventanas con un filtro de rayos ultravioletas para proteger a sus empleados del sol. Lo que consiguieron fue que se les llenara el patio de fieles y curiosos. La piedra de un gamberro terminó por mandar la cristalera al séptimo cielo.

2- La Santísima en la pechera de una tortuga.
Dolly Fordyce, 58 años, Chicago: “A principio cuando lo vi no me lo podía creer. Al mirarlo una segunda vez ya no puede negarlo”. Son las palabras de la dueña de este galápago que en 2006 quiso ver a la madre de Dios en su concha. Por supuesto, todos los galápagos tienen una forma similar en su pecho. Y es que los designios del genoma son muy sondables.

1- La Virgen de los fogones.
Poco KH7 debió utilizar el dueño de esta cocina cuando el 5 de febrero de 2007 se encontró de bruces con una cara femenina que le miraba desde los fuegos. “No entraré en el debate teológico, pero como me es sentimentalmente difícil cocinar con estos fogones, lo mejor es que los subaste para comprarme un horno nuevo” puso en eBay mientras su cocina pasaba de 5.000 a 30.000 dólares en sólo unos días.

FUENTE: http://blogs.elpais.com/mundo_insolito/2007/10/top-10-visiones.html

Detienen a una "vendedora de fantasmas de niños"

Una ex enfermera sospechosa de comerciar con espíritus infantiles fue arrestada en el noreste de Tailandia después de que la Policía descubriera catorce fetos humanos muertos en un almacén abandonado, informó hoy la prensa local.

Los hechos ocurrieron en la provincia de Ubon Ratchathani cerca de las fronteras con Camboya y Laos, donde Naengnoi Kaan compraba los recién nacidos a chicas que habían abortado ilegalmente.

Según el diario “Bangkok Post”, la presunta hechicera guardaba en el almacén -propiedad de un familiar- a los fetos, que luego vendía a sus “clientes” como luk krok o “fantasmas de niños”.

En el imaginario popular tailandés, estos espíritus dan buena suerte y se cree que ayudan a ganar la lotería.

Niño compadrito

“Niño compadrito, ahoritita mismo que estás cerca de nuestro Padrecito el Altísimo, no más tráenos todo lo bonito y lo chévere y hunde en la purulenta miseria a toditos nuestros enemigos, ahora y siempre. Amén.”

MANDA ESTE CORREO A DIEZ PERSONAS, SIN INCLUIR A QUIEN TE LO ENVIÓ, O LA MALDICIÓN DEL NIÑO COMPADRITO CAERÁ SOBRE TI, MISERABLE. BONITO DÍA.