Estrangula a su mujer por haberle roto sus juguetes de «Star Wars»

Se puede estar muy unido a unos simples recuerdos de juventud, terminando por tener mucho amor a ciertos objetos e incluso a juguetes que no tienen ningún valor económico.

Pero el afecto que Rickie LaTouche tenía hacia sus muñecos de «Star Wars» ha hecho que pierda la cabeza hasta el punto de estrangular a su mujer Pornpilai Srisroy tras una violenta discusión por haberle roto meses antes sus muñecos de la Guerra de las Galaxias, según publica «The Telegraph».

El joven británico asegura que el hecho de que su mujer hubiera acabado con sus amados Luke Skywalker y Darth Vader se convertía en un «gesto humillante» para él, uno de tantos que formaban parte de «la campaña para convertir su vida en un infierno».

La thailandesa Pornpilai Srisroy fue encontrada muerta por asfixia sobre la cama de matrimonio, tapada con un plumón y con un cojín en la cara. Rickie LaTouche, quien se ha declarado culpable de homicidio involuntario, ha sido condenado por la Preston Crown Court a cadena perpetua con un mínimo de 12 años de prisión.

‘Multa’ de 30.000 euros a Julia Roberts y Tom Hanks por conducir sin casco

La Dirección General de Tráfico (DGT) ha impuesto una multa de 30.000 euros a la productora Tripictures, que sacó en el cartel publicitario de la película ‘Larry Crowne’ a sus protagonistas, Tom Hanks y Julia Roberts conduciendo una moto sin casco, por “promocionar conductas temerarias”, según han confirmado a Europa Press fuentes de la DGT.

La Ley de Tráfico prohíbe expresamente en su artículo 52 “la publicidad en relación con vehículos a motor que ofrezca en su argumentación escrita o verbal, en sus elementos sonoros o en sus imágenes, incitación a la velocidad excesiva, a la conducción temeraria, a situaciones de peligro” o cualquier otra circunstancia que suponga una conducta contraria a los principios de la Ley.

Tal y como han explicado fuentes de Tráfico, la DGT, en atribución de sus competencias, realiza habitualmente “un seguimiento de la publicidad que se hace sobre cualquier asunto”, no exclusivamente la relacionada con los coches, para asegurarse del cumplimiento de este artículo de la ley y que los publicistas no usan comportamientos que fomentan actitudes contrarias a la seguridad vial para sus campañas.

Así, la multa a Tripictures, que puede ser recurrida ahora por la productora, es llamativa por los protagonistas de la campaña, Tom Hanks y Julia Roberts, pero no es una excepción. Desde 1985, fecha en la que se estableció esta prohibición, la subdirección general de Formación para la Seguridad Vial de la DGT, que tiene entre sus funciones el control de la publicidad, ha tramitado 230 expedientes. A estos expedientes hay que añadir las cartas de apercibimiento que la DGT envía en los casos más leves a los anunciantes para comunicarles que están fomentando determinadas conductas que pueden ser perjudiciales para la seguridad vial, y en el otro extremo, las cartas de agradecimiento que se envían desde Tráfico a otros anunciantes que promueven el cumplimiento de la ley.

En el caso de la película de Tom Hanks y Julia Roberts, la imagen que ha provocado la multa es la de los dos protagonistas subidos a una motocicleta sin cascos, seguidos de una multitud de moteros con sus cascos y las luces encendidas. La DGT argumenta que este tipo de imágenes son innecesarias, ya que igualmente se podría haber puesto a Tom Hanks y Julia Roberts con cascos o sin ellos, pero desmontados de la motocicleta, para evitar dar una imagen negativa.

En su última campaña de concienciación de motoristas, en junio de este año, la DGT ya advirtió de que, a pesar de que ha descendido significativamente los porcentajes de no utilización de casco desde 2003, todavía hay un pequeño porcentaje de motoristas que no hacen uso de este sistema de seguridad. Los usuarios de motocicletas fallecidos en el año 2009 en carretera que no utilizaban casco fue del 3%; en zona urbana, ese porcentaje se elevó al 13 %.

La obligatoriedad de usar el casco tiene un motivo. Tres de cada cuatro motoristas fallecen a consecuencia de heridas en la cabeza; que el riesgo de sufrir una lesión cerebral se multiplica por tres, si el conductor o pasajero de motocicleta no lleva puesto el casco y que con el uso del mismo, la probabilidad de salir ileso aumenta en un 20 por ciento, el uso del casco no es una opción sino una necesidad.